Sol diario, solitario y solidario

Comentando el artículo ¿Solidario? de Fernando Sánchez Dragó.

Comentario de otro lector: Hola, amigos. Esta mañana me llamó un amigo y me comenta entre otras cosas que le han gustado mis poemas que se llevó consigo. ¿Soy más, soy menos por esa opinión? Pues seguramente soy un poco más, porque algo de mí tocó la mente o el corazón de mi amigo. Y eso no me es indiferente. Contribuye a mi alegría, a mi felicidad, cosa nada desdeñable. También me hubiera sentido un poco triste si el concepto del amigo no hubiera sido favorable o positivo. Por eso, creo que lo de Krishnamurti habría que tomarlo con pinzas. Tal vez por aquello tan español del refrán: dime de qué presumes y te diré de qué careces. Tal vez es que estamos hechos de tal forma que, aunque lo pretendamos, no podemos ser tan solitarios como a veces quisiéramos serlo.

Apareador (Comentario por mi parte): Interesante debate sobre la solidaridad y la soledad. El primer inconveniente es la prostitución del lenguaje y las palabras que afectan al concepto de cada una de ellas, totalmente inducido, comandado, conducido, educado, formado, informado por la inercia de lo impuesto, eso sí, por el bien de todos. En el caso de la solidaridad, ésta se entiende como un impuesto en muchos casos, con lo cual deja de serlo, aunque muchos moralistas aprendices de puritanos la vendan bajo chantaje emocional. Cuando no, podemos encontrar la solidardad como un acto altruista de superioridad mesiánica y salvacionista, donde interesados salvadores y sufridos victimistas que esperan ser salvados conforman un mercado tan paródico e incluso patético, de patafísica, como numeroso hoy en día. En cuanto a la soledad es apelada en muchos casos como sentimiento, lo cual es tan pasajero como relativo ya que uno puede sentirse sólo completamente rodeado de gente.

Si hablamos metrafóricamente la Sol-Edad o edad del más viejo solitario conocido en este sistema solar, es decir el Sol, ésta quizás nos pilla algo lejos y nos viene un pelín grande para nuestro presente estado, aunque por algo se empieza y quizás éste esté más cerca de lo que parece a los buscadores de los más allases, a veces vamos tan más allá que no nos damos cuenta que nos hemos ido, y si estamos idos no estamos presentes, así que quizás la cosa vaya por más acá que allá.

Si hablamos de una soledad terrenal completa o absoluta sencillamente es imposible, tanto es así que si alguien la logra nadie se enteraría porque estaría sólo. Probablemente es el gran problema de la comprensión a cerca de Dios que es sin segundo y por tanto a ver quién cuenta que le conoce si es uno y es todo, quizás por eso Dios parece no tener muchos amigos hoy en día, solo un loco ido se atrevería a semejante blasfemia. A uno ya lo crucificaron, dicen que hace 2019 años, pero aun así sigue dando guerra, mal que les pese a algunos.

Otro aspecto distinto sería el individualismo, singular cuantitativo del colectivismo impulsado desde todos los frentes y todas las frentes que está diezmando la humanidad a pasos agigantados. Acerca de esto un amigo me preguntaba por correo a cerca de la necesidad de compartir con otras personas, colaborar entre seres afines, serafines qué curioso! Y el daño que ha hecho la destrucción familiar planificada y ejecutada durante el último siglo y prácticamente consolidada en muchos casos. Comparto aquí parte de lo que le respondí:

¿Cómo no va a ser así? Incluso algunos Adityas velan por ello. También Santa teresa aclara en sus siete moradas, que a partir de la quinta, después del ´ascetismo`, la ´renuncia` y la fuente inagotable de posibilidades, es indispensable la colaboración e interdependencia entre seres humanos. No somos capsulas enajenadas, o burbujas solitarias flotantes en la nada, en eso nos quieren convertir aquellos que se creen capaces de crear un nuevo hombre, por supuesto mejorado, por ejemplo con cierre inalámbrico. También Jesús tenía sus mujeres, madre, compañera, y sus doce apóstoles que incluían al enemigo que le iba a traicionar. Todo héroe tiene su acompañante, tiene quien le espera a la vuelta a casa y puede que tenga a quién rescatar en su hazaña, es decir por si sólo nunca habría acto heroico. En este sentido aun con toda esta palabrería, parece que todo el mundo dice ´tener su vida`, como un compartimento cerrado al que añadir o quitar complementos, al mismo tiempo que esa rutina tamásica que llaman vida no deja de tornarse una cárcel mental o a la inversa mejor dicho. Sin duda este hecho nos condena a ser más vulnerables a cualquier golpe, e incluso puede resultar un impedimento para la expresión creativa, tanto intangible como sin duda lo es para el aspecto tangible, terrenal o sólido de la misma. Puede ser tan sencillo como darse cuenta de que es imposible nacer sólo, pues al menos la madre debe estar presente, de momento, porque otra `evidencia del fin de la presente humanidad´ es la posibilidad que persigue la ciencia moderna de engendrar seres post-humanos sin padre ni madre. Casualmente estudiado, financiado e impulsado desde el territorio más occidental de occidente y su globalización occidental insertada al fin del ciclo del Oeste, es decir California, cuna de la post-modernidad, Hollywood, La pornografía, Google, Silicon Valley en general, el espiritismo, la new age y mira por dónde también la sociedad teosófica con la cual guarda estrecha relación el señor Krishnamurti y especialmente lo que se conoce y propaga de él.

Respecto a la solidaridad escribí precisamente una poesía hace 5 años, titulada SOLO DAR Y DAD, que empezaba así: La solidaridad parece empezar en la solidez y la soledad, / desde la cual, se alcanza a entender que esta es la realidad / pero sin saber compartir, ésta, no se puede completar. / No hay nada que combatir / cuando se trata de amar, / nos proponen sobrevivir / en suburbios o en ciudad, / reduciendo nuestro sentir, / nuestra única libertad….

Y seguía más adelante … Déjense de pretextos, / si hay alguien que liberar / está frente al espejo / y no hay porque esperar! / Sin quedarse perplejo / ante esa prosperidad, / que según los académicos / está en la sociedad, / no es posible, no es cierto / que se pueda comprar, / si en esto hay acuerdo / no tenemos que pagar, / si a la vida ponen precio / no se trata de humanidad, / para estos perversos / no existe solidaridad. / Con el amor de estos versos / vuelvo a despejar / la mente de conceptos inversos / que cuesta desarmar….

Y sigue, pero no acaparo más espacio, pueden leer esta y muchas más poesías en PoesiaManifiesta.

Un afectuoso saludo, Apareador

Respuesta: Hola, amigos. Saludos especiales al APAREADOR por ese despliegue de reflexiones bien interesantes. Solo recordar aquello de la Biblia, en el Génesis: “No es bueno que el hombre esté solo”. Miren a ver qué les ha pasado a tantos curas pederastas como están saliendo a relucir y a asombrar a todo el mundo.

Acerca de Apareador

Pueden contactar con el autor en el correo electrónico poesiamanifiesta@hotmail.com. Se agradecen críticas correctivas, es decir, que estaré encantado de atender cualquier crítica que señale errores a corregir. Se aceptan propuestas de trabajos escritos y/o presenciales, todas serán atendidas pero no necesariamente aceptadas. Mi cuenta pay-pal es poesiamanifiesta@hotmail.com o directamente en el enlace: http://www.paypal.me/Apareador, por si quieren donar para recibir mis libros y que sigan publicándose escritos totalmente abiertos y gratuitos en el blog https://poesiamanifiesta.wordpress.com/. En este enlace pueden ver mis libros: https://poesiamanifiesta.wordpress.com/libros-editados-en-pdf/ Añadan la nota o concepto Donación y el título del libro que quieren recibir en su correo de PayPal. Se agradece que lo hagan como familiar o amigo para evitar comisones. Un afectuoso Saludo, Apareador
Esta entrada fue publicada en Autores. Re-Citando Lecturas, Búsqueda de la verdad, Comentando la experiencia, Espiral reflexiva, Fernando Sánchez Drago, Navegando en la red, Reflexiones diversas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sol diario, solitario y solidario

  1. Pingback: Sol diario, solitario y solidario | MENADEL PSICOLOGÍA Clínica y Transpersonal Tradicional (Pneumatología)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s