Krishna – La Acción y El Fruto – Bhagavad Gita

“Lo que te concierne es la acción tan sólo, pero no el fruto (de la acción) .No sea el fruto tu motivo (para la acción) , ni te permitas la inclinación a la inacción.”

“Los sabios de disciplinado entendimiento, hacen a un lado el fruto nacido de la acción…”

“Así como el ignorante actúa con apego a (los frutos de) la acción, un hombre sagaz debería trabajar sin estar apegado… Con el mismo interés con que los que nos han comprendido actúan por apego a las obras, deben actuar los sabios desapegados, para evitar que las gentes se extravíen…”

“Un hombre sabio no debe causar confusión en el entendimiento de las personas ignorantes, apegadas a (los frutos de) la acción; (por el contrario) debe actuar (él mismo) disciplinadamente y ocuparlos en toda acción (ennoblecedora)”

“Las acciones no me tocan. No tengo anhelo por el fruto de la acción. El que me conoce de este modo no es impedido por las acciones, ni ligado a las obras”

“Los entendidos llaman sabio a aquel cuyos esfuerzos están totalmente libres de deseo (del fruto) y de la (consiguiente) volición, y cuyas acciones han sido consumidas totalmente por el fuego del conocimiento.

“Aquél que abandona todo apego por el fruto de la acción, que está siempre satisfecho y que no depende de nada, en verdad nada hace aunque esté ocupado en la acción.

“Aquél que realiza la acción solo para preservación de su cuerpo, libre de deseo y esperanza, con autocontrolada mente y abandonando todo sentido de posesión, no incurre en error

“El que está satisfecho con lo que consigue sin esfuerzo, que se ha elevado por encima de los pares de opuestos, que no tiene envidia, que es ecuánime en el éxito y el fracaso, no está aprisionado (por la acción) aunque actúe.

“En quien actúa por Sacrificio, en quien carece de afecciones, en quien es libre (de apegos) y cuya mente está fija en el conocimiento, todas las acciones se extinguen

“El disciplinado renuncia al fruto de la acción y alcanza la suprema paz. El no disciplinado que se apega al fruto de la acción, queda encadenado por la acción realizada por deseo.”

“El Señor no dice “Haz esto,” ni crea las acciones de los hombres, ni otorga los frutos de la acción. (Eso) es tan sólo obra de la naturaleza particular (de ellos)”

“Dijo el Santo Ser: ‘El que realiza las acciones que deben ser realizadas sin cuidarse del fruto de la acción, es un renunciante y un devoto, y no el que descarta el fuego (sacrificial) , ni el que se abstiene de la acción.”

“Sin embargo los frutos (cosechados por) estas personas provistas de escasa inteligencia son perecederos.”

“El conocimiento es superior a la (mera) práctica; la meditación es mejor que el conocimiento; el abandono del fruto de la acción (es mejor) que la meditación, y de ese abandono (deriva) inmediatamente la paz.”

“Al adorador mío que es independiente, puro, diligente, indiferente (hacia los objetos mundanos) , libre de tribulaciones (mentales) y que renuncia a toda iniciativa (en pos de un fruto) , a él yo lo amo”

“Sacrificio sátvico es el que está prescrito por la ordenanza, y es llevado a cabo porque así hay que hacerlo, por personas sin anhelo alguno de (sus) frutos y con el pensamiento aquietado.”

“Pero has de saber, jefe de los hijos de Bharata, que el sacrificio realizado con expectativa de fruto o incluso por ostentación, es rajásico.”

“De la que se da con renuencia, en retribución de servicios (anteriores o esperados) , o incluso con la mirada puesta en el fruto, se dice que tal limosna es rajásica”

“Los deseosos de liberación realizan sin expectativa de fruto los variados ritos de sacrificio, penitencia y limosna pronunciando “¡TAT!””

“Los sabios entienden por “renunciación” al rechazo de la acción con deseos. Los de clara visión llaman “abandono” al abandono del fruto de toda acción.”

“No hay que abandonar las obras de sacrificio, caridad y penitencia; sino cumplirlas. El sacrificio, la caridad y la penitencia son purificaciones para el sabio.”

“Pero esas acciones deben ser hechas abandonando el apego y el (deseo de) fruto. Esta es mi excelente y decidida opinión, Partha.”

“La renunciación de una acción prescrita (en las escrituras) no es correcta. Su omisión (es) una confusión (y por lo tanto) es considerada tamásica.

“Cuando se abandona la acción por temor a la fatiga corporal y (considerándola) algo desdichado, el que hace tal abandono rajásico jamás obtiene el fruto del abandono. Cuando se efectúa la acción prescrita (en las escrituras, considerando) que así debe hacerse, abandonando el apego y el (deseo de) fruto, se considera sátvico a ese abandono”

“Dado que una persona manifestada no puede abandonar completamente la acción, (por lo tanto) se dice que el verdadero abandonante es el que abandona el fruto de la acción.

“Para aquellos que no abandonan (de esta manera) la acción, (esta) tiene un fruto triple en el más allá: indeseable, deseable y mixto. Pero para el renunciante no hay tal cosa.”

“La acción prescrita (por las escrituras, hecha) sin apego, realizada sin atracción ni repulsión por aquel que no anhela (su) fruto, se dice que es sátvica.

“Pero la acción realizada por buscar objetos deseables o por trae aparejadas) grandes penurias, se considera rajásica.”

“La acción que se emprende por falsa ilusión, sin considerar las consecuencias ni la futura esclavitud (que traerá) ; (la acción) destructiva, dañosa y orgullosa, se dice que es tamásica.”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores. Re-Citando Lecturas, Bhagavad Gita, Espiral reflexiva y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s