Las Cuatro Mujeres del Apocalipsis (Ibn Asad)

(Copio todo el artículo tras la “desparición” de la web de Ibn Asad)
Publicada el 16 de marzo de 2015 a las 20:40
Si se hace una disección forense de las democracias occidentales (en este blog se plantea una), vemos que las figuras políticas no responden a ninguna ciencia política, sino a la más burda y hueca mercadotecnia. Y a ese marketing responde la imperante necesidad de los partidos políticos democráticos-progresistas para perpetuar su ocaso como pioneros políticos de la mujer. Hay que meter mujeres, como sea, aunque sea con listas cremallera para las braguetas electorales. Todos los regímenes democráticos en colapso, tienen rostro femenino, se usa a la mujer como última esperanza, como proyección ilusoria de cambio: que se lo digan a los argentinos con la pneumática Cristina Fernández de Kirchner, a los brasileños con su primera “presidenta”, la “ex”-terrorista Dilma Rousseff, o a los estadounidenses con la primera negra en la Casa Blanca, Barack Obama. Porque todo el mundo sabe (y los primeros, en su partido) que Barack Obama llegó a presidente no por ser más negro que John McCain sino por ser más mujer que Hillary Clinton. Barack Obama fue un potente desfibrilador cardiaco del sistema, porque encarnó el perfecto profile del Big Brother global: el primer negro, musulmanoide y homosexual de la Casa Blanca. Es el multiusos 3en1, como el aceite que pierde.

España va lenta pero segura en esta femenización marketera de la política, y aunque no dispone de un sarasa tricefálico como Barack Obama (quizás Zapatero era demasiado amorfo como para atribuirle sexo), el denso año 2015 ya presenta un terrorífico póker de reinas del que se extraerá, a largo plazo, a la Evita ibérica del no llores por mí, Catalunya.
Al grano: veamos qué figuras conforman este repóker de damas, este órdago a grande, este full de Estambul de cuatro sotas (o cuatro putas, como los castellanos viejos llamaban al naipe número 10)

Soraya Saénz De Santamaría
No tengo inconviente en identificar a Soraya Sáenz de Santamaria como la mujer más peligrosa de Europa (pues ya hace años que murió la Reina Madre de Inglaterra). Se trata de la embajadora Bilderberg en España, la auténtica “presidente del gobierno” como Ministra de la Presidencia, y por lo tanto, la mujer que controla los servicios de Inteligencia, el CNI, la alcantarilla del estado policial que vicepreside. Como ex-abogada del Estado encarna el adalid de la corrupción de la Justicia, con la politización del Consejo General del Poder Judicial perpretada por el gabinete jurídico del PP, con ella y Gallardón a la cabeza del mismo. Soraya es el puente entre el poder global metanacional (Bilderberg) y el verdadero núcleo de poder de hecho sobre el cadavérico Estado Español (es decir, la red masónica del Conde de Godó )  . Como miembro de esa masonería, Soraya dedica su vida a conspirar en el terreno de la política de comunicacion del PP y un grupo PRISA que ya es (gracias a Soraya y a su colega de logia. Juan Luis Cebrián) el aparato mediático de un mismo régimen masónico, independientemente de quién luzca en la Presidencia del Gobierno, PP, PSOE, o futuramente Podemos o Ciudadanos.
¿Soraya Sáenz de Santamaria será la carta elegida para Moncloa? No lo creo. Aunque en su partido se celebra un cruel juego de sillas amañado donde ella va a ganar, lo cierto es que será difícil ver a Soraya en Moncloa. Doble motivo: no lo necesita, pues ya tendria ese poder de hecho. Y el segundo: Soraya es de las que faena en el back-office, no es una front-woman nata y creo que nadie la votaria como candidata a Presidenta del Gobierno. Soraya resulta antipática y muy poco atractiva. De las cuatro mujeres apocalípticas, es la más poderosa y dañina ya hoy, y no va a perder ni un ápice de su poder, independientemente de quién ocupe Moncloa.

Susana Díaz
En la venganza, como en el amor (y yo añado, en Política), la mujer es más bárbara que el hombre. Esto lo dijo Nietzsche, un ingenuo que no conoció a Susana Díaz. El Sindicato del Crimen andaluz tiene y volverá a tener (este Domingo) a una brutal mujer como presidenta. El personaje político es una perfecta combinación de perfidia, cinismo y crueldad, todo ello con ese aspecto de perfecta nieta de abuelita sevillana. Unos geniales asesores de imagen que conocen la idiosincrasia del pueblo andaluz, hicieron de Susana ese espejo de funcionarias parásitas quejicas de mediana edad, mechas caoba, piel reseca de luz fluorescente y cuerpo demolido por el sedentarismo burócrata. Susana es, en efecto, la auténtica representante de gran parte de Andalucía, la comunidad más poblada del Estado Español, y también la más subdesarrollada y corrupta.
¿Susana Díaz será la carta elegida para Moncloa? Yo sí que lo creo, quizás no en 2015, pero sí a largo plazo. Al contrario de Sáenz de Santamaría, Díaz sí que conecta popularmente con una masa de imbéciles que conforma una (casi) mayoría absoluta de electores. ¿Estoy insultando a gran parte de los electores de Andalucía? Sí, exactamente eso es lo que hago: insultar, calificar despectivamente a los que han legitimado más de tres décadas de corrupción y saqueo impune. Susana Díaz, como líder de este único bastión de poder del PSOE y como ejemplar modelo de mujer andaluza idiota, tiene mucho futuro para proyectar ese poder al ámbito nacional. Si el PSOE vuelve a Moncloa, será con Susanita, y no con su ratón, su teleñeco chiquitín de casi dos metros, Pedro Sánchez.

Tania Sánchez
Nadie como Tania Sánchez encarna mejor a la reina de corazones de este póker apocalíptico, en el que su “asalto al poder” puede venir por la vía del braguetazo dentro del politburó de Podemos. De las cuatro reinas, ella es, con mucho, la menos dotada intelectualmente, y por lo tanto también, la menos cualificada para la maldad. Su punto débil resulta ser precisamente que, aunque débil, tiene alguna convicción moral. Tania se llega a creer alguna de las paridas que dice. Como punto fuerte, Sánchez es un buen icono empático para gran parte del electorado de 30-40 años: pasado punky noventero, vaga universitaria que finge ilustración y cultura cuando su ignorancia roza el analfabetismo, experiencia vital erasmus, guiños a ese femenismo que combina la @ del lenguaje inclusivo con la suscripción a la Vogue, echarpe palestino con depilación láser, discurso playback de calcetín en la boca combinado con Loreal porque yo lo valgo…
¿Tania Sánchez será la carta elegida para Moncloa? Pues es posible, a través de la endogamia comunista en la comunidad de Madrid. Por de pronto, se muestra como mujer independiente con la cortina de humo Convocatoria por Madrid, un biombo por detrás del cual hacer el transvase de recursos entre el antiguo Partido Comunista Español (El PCE) y el nuevo Partido Comunista Español (Podemos) del cual su “compañero sentimental” es Secretario General.

Albert Rivera
Y como cuarta mujer apocalíptica de la nación española tenemos a… Albert Rivera. Muchos me han pedido opinión sobre Ciudadanos, no sin cierta mala intención de sonsacar mi simpatía por Rivera y Ciudadanos. No siento esa simpatía. Rivera entró como la cuarta mujer de este póker porque sustituyó a la legítima Rosa Díez, que se hizo un decoroso harakiri al ver que iba a ser usada para lo que Rivera está siendo usado. Ciudadanos se define como un partido “Progresista”, de “Centro-Izquierda”… por lo tanto, no entiendo a los que piensan que alguien como yo (soy tradicionalista; algunos creerán insultarme llamándome “reaccionario”), simpatice con el progresismo de Ciudadanos. Ni tampoco entiendo las ilusiones y esperanzas que algunos considerados “de Derechas” han proyectado en este partido. Si Rivera se define como “progresista de Centro-Izquierda”, yo lo defino como un charnego resabido que finge ser escadinavo. Todo en Ciudadanos apesta a Social-democracia y su programa no es sino una fotocopia reducida del ideario Aznar en su “viaje al Centro”. Ciudadanos, a nivel nacional, se concibió para calzar al PP y al PSOE donde necesitan ser calzados, en Madrid y en Andalucía respectivamente. Todo ello para que se pueda dar un pacto de los partidos nacionales de cara a Podemos, y de cruz, hacia las próximas Elecciones Generales.
¿Albert Rivera será la carta elegida para Moncloa? Lo tiene chungo. Desde que Rivera sustituyó a Díez como líder alternativo para los peperos con un poquito de vergüenza, yo le veo cada vez más aspartamo de la ñoñería derechil. Pasó de oponerse explícitamente al matrimonio gay a ser considerado “el catalán más sexy del año” en una feria para homosexuales en Barcelona. Pasó de combatir activamente el racismo anti-español de la dictadura Pujol (léase “La Inmigración, Problema y Esperanza de Cataluña” de Jorge Pujol) a ser el encubridor del garbanzo negro de Jordi Cañas. En los últimos meses, Rivera pasó de ser un buen orador con discurso propio, a ser un eco de twitter de Pablo Iglesias con acento catalán. Dicho sea todo esto para aquellos que, como saben que no soy ni del Barça ni del Madrid, me creyeron del Atleti. La verdad es que tengo simpatía por el serbio Milinko Pantić … pero ninguna por Albert Rivera.

Comentario:

Hola Ibn Asad,
Veo que “vuelves a las andadas”…

Magnífico lo de Milinko Pantić, una diestra de oro para un gran tirador de faltas, como “el guante” que tenía en la zurda el croata Robert Jarni, que jugo en el equipo de la Bética. Precisamente allá en el sur, esa zona que califican de “improductiva, subdesarrollada y deficitaría”, especialmente, como dice el compañero Al-andalus, mis compatriotas del norte, concretamente noreste de la Ibérica, pero quizás la pregunta importante sería ¿Para hacer bien el amor hay que ir al sur? Parece que hay que comprovarlo…
Por otro lado, obviamente, se ha extendido esta “fijación” por meterse con “los del sur” en toda la península. Supongo que debe influir el hecho de que son el “primer foco de elecciones” de las muchas que se esperan este año (Incluso en el Barça-LaCaixa habrá elecciones…), con lo cual parece que nos “enfrentamos” a una plaga imparable, se repartirán millones de papeletas o papelinas, lo que hace prever que la situación pueda derivar en pandemia partidocrática borreguil en todas las polis y campos arrasados de Expaña…
Ante tal situación nos anuncias candidatas a “Las cuatro mujeres del apocalipsis”, ¡No hay para menos!
– SorRaya: Es la que más “me suena” y tiene cuerda para rato y no se si para Rato también. Me parece una auténtica máquina o mejor dicho una máquina auténtica, sólo es necesario escucharla hablar y saber que ostenta tres importantes cargos partiendo bacalao: vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz del Gobierno (Luego dicen que quieren reducir el paro los pluriempleados…). Junto con las candidatas de Madrid, el monstruoso animal político de Esperranza Aguirre y la “novedosa” Cristina Cifuentes podrían formar “Los Ángeles de la Mari”.
– Susana Díez: Pues no la conocía de nada hasta que empezó la campaña presente, pero si en general los políticos carecen de un auténtico discurso me parece que “Susanita” es un buen ejemplo de ello, aunque parece que tampoco lo necesita para ganar.

– Tania Sánchez: Que quizás compensa lo intelectual, como dices, con la imagen (En eso entre las tres mencionadas “no hay color”. Aunque debo decirte que eres un verdadero crack escogiendo las fotos, especialmente las de la fauna política). Realmente parece que “los braguetazos” han movido la historía muy a menudo, sino siempre, así que no sería nada raro tampoco.
– Albert Ribera: Buenísimo. Quizás un poco “forzado” por las explicaciones que se te reclamarón por parte de algunos que aún ven posicionamiento político en los textos de este blog. Ahora habrá que sacarle punta a lo que has dicho de: “…la legítima Rosa Díez, que se hizo un decoroso harakiri al ver que iba a ser usada para lo que Rivera está siendo usado.” A ver si te dirán que se te ve el plumero de UPyD esta vez. Por favor, como lector les aconsejo que se lo ahorren, que ya malgastamos bastantes palabras y lecturas, en general, con este circo.

Sólo añadir que sí, Erik, al final nadie se salva. “Suerte” que al final al menos se salva “uno”, aunque sea “nadie”.

Saludos

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espiral reflexiva, Ibn Asad Blog Post-Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las Cuatro Mujeres del Apocalipsis (Ibn Asad)

  1. Pingback: Guerra Civil Z (Ibn Asad) | Poesía Manifiesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s