La Utilidad del Terror (Ibn Asad)

(Copio todo el artículo tras la “desparición” de la web de Ibn Asad)

Hay quienes estudian algo difuso identificado como “sociedad” como si de un ser vivo se tratara. Se dedican a ello; son los sociólogos, como el infame Pedro Arriola. Todos estos saben que el verdadero motor de la sociedad no es el “amor”, ni la “belleza”, ni nada de tan alta frecuencia espiritual… Lo que hace a una sociedad moverse son los sentimientos de bajos fondos, y muy especialmente, la culpa. Por eso los Servicios de Inteligencia de los estados no se dedican a regalar rosas por las calles. Se dedican a gestionar esos sentimientos, a manejar ese motor, a manipularlo, a través de lo que vulgarmente se hace llamar “terrorismo”. Esa es la verdadera naturaleza del mismo: el terrorismo no es sinrazón, sino practicidad pura; no es sadismo sino maquiavelismo; no es el arte del terror, sino la ciencia exacta del control social.

Ese sentimiento de culpa es el auténtico objetivo terrorista, no las vidas segadas ni los miembros amputados. Los cum laude de esta ciencia (ellos la inventaron) son los judíos y su triunfante Israel con su enferma sociedad. Pero no se lleven a engaño los lectores con este aparente antisemitismo mío que luzco, pues aquí ya todos han aprendido las artes. Todos han demostrado ser aplicados estudiantes No sólo en el entorno semita (los árabes; el Istakhbarat saudí es tan eficaz como el Mossad -de hecho, demuestran ser lo mismo-), sino, por supuesto, británicos, franceses, norteamericanos… y, ¡claro!, los españoles del 11-M (si es que en este caso se puede usar ese gentilicio sin vomitar).

En este conocimiento que pocos saben (no por secreto sino por su sabor repugnante), también merecen mención especial las malas bestias soviéticas, que tanto inspiraron después a la China maoista, a Pol Pot, y hasta hoy, al castrismo cubano. Llevan desde la guillotina de finales del S. XVIII desarrollando esta tecnología de la manipulación… antes, incluso, que el motor de vapor. Por lo tanto, si en 2014 se asombran de los cohetes que llegan hasta Plutón y de un motor Boeing, no se sorprendan tanto del dominio absoluto que actualmente los terroristas tienen sobre el mundo. Ellos controlan todo… llevan controlándolo todo al menos desde 2001. Sin fisuras. Sin disidencias. Sin oposiciones. En 2015 sólo hay una fuerza y domina todo. Ahora, consciente de su supremacía y éxito, esa fuerza osa dominar más allá del todo que ya domina. Quiere entrar en tu mente y en tu cuerpo. Y lo está consiguiendo.

¿Derrotista? No lo creo. Se garantiza la derrota si se sigue pensando de esta forma: hay dos bandos, “los buenos” y “los malos”. Los primeros son víctimas; los segundos, nadie sabe quiénes son. Los primeros quieren “paz”; los segundos, nadie sabe quiénes son. Los primeros somos todos; los segundos, nadie sabe quiénes son. Esa es la forma en la que el sistema terrorista de control social se asegura una cadena de reacciones, condenas, homenajes, monumentos y gaitas sentimentales, que llevan la utilidad de todo esto al infinito y mucho más. ¿Cómo hacer frente al terrorismo? Como punto de partida, abriendo los ojos a la verdadera naturaleza del mismo. El terrorismo no es un sinsentido… pues tiene sentido: el terrorismo es útil. Y sus artífices acostumbran a ser aquellos que mayor utilidad extraen de esos actos. ¿Por qué los mayores beneficiarios del terrorismo son siempre aquellos que más aparentan luchar contra él?
Comentario:

Por supuesto que sí Ibn Asad y probablemente eres conocedor de la respuesta…

También se pueden encontrar algunas pistas claras si se lee el libro de “Los protocolos de los sabios de Sion”, un libro del que se ha hablado mucho en un sentido o en otro pero del cual cada vez se puede dudar menos de su realismo en la escena político-ecónomica global.

¿Será precisamente porque esa “lucha” es lo único que alimenta al terrorismo?
Esto es como el pez que se muerde la cola:
Eliges un objetivo de interés y lo bombardeas generando una gran cantidad de víctimas inocentes que se convierten en enemigos potenciales (Por ejemplo es sencillo imaginar a un joven que ve volar por los aires a toda su familia, llenarse de rabia, odio y rencor y ofrecer su vida por llevarse por delante alguno de los que, desde ese día, verá como enemigos…). Hasta aquí revisemos los beneficios:
Tenemos un armamento al que le hemos dado salida con nuestro ataque. Ataque que al mismo tiempo nos ofrece una posición geopolítica ventajosa que además suele ir acompañada de la conquista de recursos naturales (Los verdaderos recursos que después generan dinero, además de la ususra que quiero definir como la debilidad de los vagos que no saben trabajar ni hacer faena). Recursos naturales transformados en producción y control energético, tecnológico-militar o narco-farmaceutico. Por último lo hemos dejado en que además tenemos un país o región bombardeada, por lo tanto necesitada de ayuda humanitaria y llena de potenciales terroristas comerciales (Que son aquellos que la prensa única presenta como terroristas). Así que aquí viene el remate de la rentabilidad, ya que por un lado se endeuda algunas naciones que, de buena fe, mandan ayuda, por el otro se endeuda a la propia región destruida que recibira rescates del FMI a pagar con un modico interés (De este modo, por ejemplo, algún país ha conocido por primera vez, no hace muchos años, lo que es tener deuda externa, país que considerabamos atrasado y pendiente de democratizar mientras en el nuestro ya tenemos una deuda del 100% del PIB, lo cual es directamente inaceptable para alguien que se atreva a utilizar la palabra Economía), pero eso no es todo, ya que precisamente nos falta el factor que dará continuidad al proyecto, es decir, la víctima convertida en potencial enemigo, al cual además le podemos vender nuestras armas que esten ya apunto de caducar ya que nos interesa que la industia bélica y la investigación militar no se detengan, pues son el verdadero motor del avance teconlógico. Si esto último resulta, ya tendremos un grupo armado al que habrá que ayudar a expandirse al principio, por supuesto asumiendo los riesgos y perdidas que puedan causar los atentados de estos en nuestras democracias, pues estos siempre serán usados en favor de infundir miedo y justificar la ampliación constante de medidas de control, además de seguir legitimando bombardeos aquí y allá dónde hayan grupos terroristas que combatir y, por supuesto, intereses que conquistar…

Os dejo un enlace que he visto en una red social de un blog que no conocía que aunque no tenga que ver con esto directamente quizás pueda interesar:
https://eladiofernandez.wordpress.com/2015/01/03/patagonia-y-espa
na-seran-del-todo-absorbidas-por-israel-en-primavera-2015/

Saludos y un abrazo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Espiral reflexiva, Ibn Asad Blog Post-Política y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s