Mi Choco.Late con fuerza

Una vez leí: “…No ofrezcas tu corazón en bandeja de plata, a quienes acostumbran a comer en platos desechables…”

Se abre el telón,

me choco una vez más,

sin ninguna compasión,

en la estupidez sin más.

Como un muro de hormigón

al que disparo sin piedad,

sin importar mi posición

que he aprendido a desubicar,

pues en esta función

la estupidez es plural,

de ahí que su exposición

afecta a todo el personal,

que lo encaja con distinción

en su posición individual,

su entendimiento y comprensión,

aunque la sufrimos por igual

Cuando ejercito esta pasión,

desde su principio irracional,

no persigo ninguna razón

ni sentar cátedra institucional.

Tan solo desgarro mi corazón

como un impulso animal,

dinamismo y motivación

que se desatan por igual,

mostrando fuerza y convicción

que alborotan al personal.

Alguno pierde la visión

y no se centra en apuntar “al mal”,

sino a quién, en su manifestación

lo expone de manera singular,

buscando así confrontación

cerrada, directa y personal,

juzgando formas de expresión

para obviar su contenido verbal

y jugar siempre la posición

de víctima sentimental.

Sentirse atacado es una opción

basada en una interpretación

absolutamente individual,

convertida en afición

para quiénes necesitan rival.

En medio de la confusión

distraen, juzgando al personal

más allá de su propio yo

y nuestra limitación mental,

sufriendo así su propia agresión,

quiénes tratan de apuntar

sin posible identificación

a la manifestada personalidad,

tachando de ego inquisidor

mientras se auto-niegan “opinar”,

aludiendo su propia agresión

se privan de su libertad,

pues prefieren esa posición

la de víctima para reclamar,

a quién ya mostró su opinión

sin ningún miedo a los demás,

que no exponen “su razón”

ni libertad de pensar,

negándose la expresión

mientras, se dedican a juzgar

semejantes por su expresión

en un mundo de diversidad.

Culpa el miedo a la sin razón

culpa el miedo a la libertad

No hay mayor inquisidor

que un ego que no se permite pensar…

.

Como decía síndrome de abstinencia

en su canción sale a la luz la razón

o

El silencio de algunos corderos…”

Apareador

PEQUEÑO ACOPIO DE POESÍA MANIFIESTA – “Letras sin canción”

(c) 2014

Acerca de Apareador

Pueden contactar con el autor en el correo electrónico poesiamanifiesta@hotmail.com. Se agradecen críticas correctivas, es decir, que estaré encantado de atender cualquier crítica que señale errores a corregir. Se aceptan propuestas de trabajos escritos y/o presenciales, todas serán atendidas pero no necesariamente aceptadas. Mi cuenta pay-pal es poesiamanifiesta@hotmail.com o directamente en el enlace: http://www.paypal.me/Apareador, por si quieren donar para recibir mis libros y que sigan publicándose escritos totalmente abiertos y gratuitos en el blog https://poesiamanifiesta.wordpress.com/. En este enlace pueden ver mis libros: https://poesiamanifiesta.wordpress.com/libros-editados-en-pdf/ Añadan la nota o concepto Donación y el título del libro que quieren recibir en su correo de PayPal. Se agradece que lo hagan como familiar o amigo para evitar comisones. Un afectuoso Saludo, Apareador
Esta entrada fue publicada en Acopio de poesía - Letras sin canción y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s