El tiempo (Episodio II)

Después de la reflexión que expuse a cerca de “tener tiempo libre” recibi un comentario y al escribir la respuesta pensé en darle continuidad al texto con una segunda publicación, empezando por el comentario expuesto en el primer “episodio”:

“Es un buena manera de exponer el asunto, teniendo en cuenta lo abstracto que puede ser el concepto tiempo, que también es una visión muy subjectiva, ya que creo que nadie tiene la misma percepción del tiempo.

Para mi una hora puede pasar lentísima y a ti o a otra persona mucho más rápido. Esto me hace pensar y estar de acuerdo con la idea que expones de que el tiempo solo existe como concepto, es una concepción de nuestra mente, sociedad y civilización que a otorgado mesuras (dia, hora,minuto) para poder establecer unas normas y rutinas comunes, como por ejemplo:

La jornada laboral, acostarse y despertarse a horas “normales”, para establecer reuniones y comprmisos, para comer y un largo etc… Es complicado pararse a pensar que es el tiempo y como uno mismo lo entiende, probablemente aparecería alguna paradoja.

Sobre el concepto tiempo libre, pienso que, una vez más, es un mal uso de nuestro lenguaje ya que desde mi punto de vista nunca se puede tener tiempo libre ni tampoco nunca puede ser poseido, no es como cazar mariposas.. nadie puede cazar, coger o retener el tiempo, ya que el tiempo existe y no existe al mismo tiempo… Lo que me lleva a pensar el tiempo tiene principio y fin?

Un beso!

Enhorabuena por anirmate con el blog!”

 

 

 

Primero agradecer la aportación y los ánimos, un beso a ti también compañera!

Aquí os dejo mi respuesta:

Entonces también podríamos decir que el tiempo (si es que “es”) es siempre libre, siempre que la persona que lo viva se sepa en esta condición, porque… Quién ocupa nuestro tiempo sino nosotros mismos?

Absolutamente de acuerdo en que es un mal uso del lenguaje, un punto muy frecuentado hoy en día, que también es reflejo del entendimiento, conocimiento y conciencia de quién usa este lenguaje. Con esto quiero decir que el peligro no es decir algo “bien o mal” (¿quién soy yo para juzgarlo?) sino que muchas veces se da el caso de no saber lo que uno mismo dice y de todos modos decirlo no?

Un ejemplo de esto podría ser la palabra natural que también sufre hoy en día quizás más que un mal uso, un abuso y no creo que sea el concepto y la realidad “natural” algo nada fácil de definir con el lenguaje de hoy…

El tema de la percepción individual parece claro no?

Es como decir: 80 años son muchos! Bien, quizás desde una perspectiva “egocéntrica” por decirlo de alguna manera o centrándonos sólo en nuestra existencia física del paso por la vida, podríamos decir: -Ya ves! Claro que sí! Es toda una vida y hoy muchas ni eso alcanzan…Y también podríamos pensar que estos 80 años no alcanzan ni un suspiro en la suprahistoria de la humanidad.

De ahí que diga que el tiempo como concepto es absolutamente limitado en la mente que es la que lo elabora en su plano, la materia densa, lo físico, limitando una concepción de una realidad metafísica plena del lo que es y no es el tiempo.

 

En la misma linea creo es muy buena la pregunta que propones: Tiene principio y fin el tiempo?

Pues me voy a atrever a dar respuesta: sí y no, muy atrevido ¿verdad?

 

Me explico:

Sí, siempre que lo definamos nosotros mismos y tomando como referencia diferentes puntos en el espacio a los que se accede a través del movimiento, la inercia y el desplazamiento, tomando uno de estos puntos como principio y otro como fin, acordando que el transcurrir de un punto a otro sera medido como tiempo, pero: ¿Están realmente separados esos puntos en el espacio? Si es así ¿se distancian mucho uno del otro?

De ahí mi “sí” y al mismo tiempo “no” que ahora paso a tratar de explicar:

No, nunca, no existiría ni principio ni fin en el sentido de que el tiempo no es un segmento, no me parece una linea recta que una dos puntos (principio y fin), sino más bien una serie continua de presentes (y uno único eterno e inmóvil al mismo tiempo) en movimiento circular o cíclico de manera que el fin y el principio siempre son coincidentes en el espacio y infinitesimalmente en el “tiempo”.

Precisamente cíclicos son los movimientos que observamos en el universo y que son utilizados desde nuestra percepción para definir espacios o periodos temporales.

El día es un claro ejemplo, si el sol siempre sale por el este y se pone por el oeste ¿podemos hablar de inicio y fin del día? Verdaderamente sabemos que el sol no desaparece, sigue ahí, pero acordamos que cuando no alumbra nuestra vista y cede a cambio la imagen de la luna es porque el día acaba y llega la noche, pero ¿cuando acaba el día y empieza la noche? ¿No sucede justamente al mismo tiempo?, y a día de hoy ¿cuando acaba el día? Pues en teoría a la misma hora que empieza, a las 0:00h ¿de la noche?

Otro ejemplo serían las 4 semanas del ciclo lunar que coinciden con el importante ciclo femenino de la menstruación y que parece deberían conformar lo que sería “un mes” de un calendario lunar de “13 meses”. Con el 4 también encontramos las 4 estaciones del año, otro claro ejemplo ciclico referencial que marca el ritmo de nuestras vidas.

Parece entonces que únicamente estamos hablando de movimientos cíclicos, los cuales, la civilización moderna parece tratar de olvidar en un avance plano hacía el precipicio, causado en parte por la impuesta concepción unilineal evolutiva ascendente de progreso, y una historicidad que ha destrozado esta concepción cíclica o circular, cuando parece muy sencillo y claro que si observamos lo que rige el tiempo, encontramos astros en continuo movimiento circular, cíclico, elíptico siempre alrededor de otro astro, uno, sólo uno, en este caso inmóvil en el centro.

Todo esto se sabe y se sabía también en todas las civilizaciones antiguas (y las llamadas prehistóricas), esas civilizaciones que desconocían la necesidad de escribir y simplemente se transmitían el conocimiento, que por lo visto con el descenso de los descendientes, generaciones y generaciones fue degenerando hasta tener que servirse de manuales para todo, pero este ya sería otro asunto (Escritura: ¿Avance, retraso, ambas?) absolutamente ligado pero que no nos ocupa ahora mismo. La cuestión es que todos estos conocimientos quedan enterrados, destruidos, olvidados, descatalogados, perseguidos y substituidos por una historicidad, un academismo y un modernismo que tan sólo dejo una pequeña estantería de “mitos” cada vez más manipulada en las librerías, y donde lo tradicional de hoy, en su mayoría, difícilmente conoce más de unos pocos siglos en occidente, o pocos milenios en general…

Asumiendo este descender de nuestros padres en una cadena sucesiva de antecesores parece que solo vamos en caída directa, pero no olvidemos que no seguimos una linea recta ascendente o descendente, así que si el final coincide con el principio ¿en que parte del circulo se sitúa?, pues parece que todo circulo manifestado parte de un punto central vacío, inmanifestado en su centro, pero desde el cual se expande todo el circulo, ya que sin ese “referente” no existiría circulo, y al mismo tiempo parece que para llegar al fin y empezar un nuevo “descenso” el norte exacto es siempre es el punto más elevado desde el cual empezar a descender…

¿Continuará?

 

 

Anuncios

Acerca de Apareador

Pueden contactar con el autor en el correo electrónico poesiamanifiesta@hotmail.com. Se agradecen críticas correctivas, es decir, que estaré encantado de atender cualquier crítica que señale errores a corregir. Se aceptan propuestas de trabajos escritos y/o presenciales, todas serán atendidas pero no necesariamente aceptadas. Mi cuenta pay-pal es poesiamanifiesta@hotmail.com o directamente en el enlace: http://www.paypal.me/Apareador, por si quieren donar para recibir mis libros y que sigan publicándose escritos totalmente abiertos y gratuitos en el blog https://poesiamanifiesta.wordpress.com/. En este enlace pueden ver mis libros: https://poesiamanifiesta.wordpress.com/libros-editados-en-pdf/ Añadan la nota o concepto Donación y el título del libro que quieren recibir en su correo de PayPal. Se agradece que lo hagan como familiar o amigo para evitar comisones. Un afectuoso Saludo, Apareador
Esta entrada fue publicada en Espiral reflexiva, Reflexiones diversas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s